domingo, 17 de diciembre de 2017

Día 17

Una sección imprescindible, (al margen de las propias reglas), que todo manual básico debería incluir.

Gwydion:
Todo manual básico debería incluir ambientación creíble y bien escrita.  Es fundamental, le da mucha vidilla al juego.


Sergio Antón:
Pues yo considero imprescindible que se incluyera una partida lista para dirigir. Es una manera de mostrar lo que el autor entiende como una partida básica para comenzar a jugar tanto para directores y jugadores. Podría estar en el libro principal o en un libreto aparte que venga junto con el juego.

Si no se incluye en papel, se pueden utilizar el potencial de las nuevas tecnologías y que la editorial cuelgue un pdf con la aventura (¡o varias!) desde su web para que sirva como ejemplo y dar continuidad a su línea.

Nos vemos en la próxima entrada y, ¡jugad mucho hasta entonces!

sábado, 16 de diciembre de 2017

Día 16

Un juego que compraste con unas expectativas y te defraudo muchísimo.

Gwydion:
Pues con un juego creo que no me ha pasado nunca.  Pero haré memoria…

Sergio Antón:
No diría la palabra muchísimo, pero sí que me defraudó en parte, y es el juego Phenomena.

El sistema me resultó un gran problema, pero la ambientación
 y las partidas que se publicaron no estaban mal.


El juego plantea una ambientación basada parcialmente en nuestra realidad, pero en la que los poderes psi son reales y hasta cierto punto comunes (todos los personajes tienen poderes). Se incluyen en la ambientación como posibles todos los mitos típicos: ovnis, vampiros, licantropía, sociedades secretas, etc. Hasta ese punto, un pastiche al que se le puede sacar partido, puesto que como director puedes cortar o incluir lo que quieras.

Pero lo que verdaderamente me defraudó fue el sistema. Parece complicado sobre el papel, pero probado con varios grupos diferentes, nos resultó muy difícil de utilizar. Nos liábamos mucho, los turnos se partían en dos fases, bonificadores y penalizadores, acciones que sólo se podían usar en una de las fases del turno porque se consideraban de turno completo, etc.

Después de hacer varias partidas, tuve que desistir con el juego. Incluso llegué a pensar en mantener la ambientación y aplicarle otro sistema, pero el esfuerzo de conversión me hizo abandonar la idea y centrarme en cosas más fáciles de llevar a la mesa. Una lástima.


Nos vemos en la próxima entrada y, ¡jugad mucho hasta entonces!

viernes, 15 de diciembre de 2017

Día 15

Un juego que compraste e inesperadamente te sorprendió para bien.

Gwydion:
Sin lugar a dudas Ablaneda.  Lo vi en Verkami, puje, más por afán coleccionista que otra cosa, y quede gratamente sorprendido.  Es una pequeña joya.



Sergio Antón:
Suelo comprar muy pocos juegos al tun tun, así que suelo ir a tiro hecho con juegos que ya he probado o que han sido bien recomendados. Pero uno de los juegos que compré por casualidad fue precisamente el Exo. Fuimos a unas jornadas de rol (Fevarol) en Algemesí con unos amigos y allí había un par de stands, uno de ellos de una nueva editorial llamada Sombra. El último día de las jornadas, vimos que el chico que estaba allí tenía cara de aburrido, así que le dijimos si nos haría una partida para probar ese juego de ciencia ficción llamado Exo. Detectamos un pequeño brillo en sus ojos, una oportunidad de salir de la barrera y poner en marcha los dados.

Abrió el juego, hicimos fichas y nos hizo una partida que tuvimos que cortar muy rápido porque llegó la hora de volver a casa. Pero me dejó un run run en el cuerpo, que justo antes de irnos, fui al stand a comprar el juego. Resultó que no tenía nada más ese juego que ya había abierto para nosotros, así que tras unos segundos de duda, accedí y me lo llevé.

A la izquierda el ejemplar de la primera edición.
A la derecha, la segunda edición.


Por el camino a casa, mientras lo ojeábamos, entendimos porqué el chico del stand conocía tanto del juego, ¡resultó ser Juan Carlos Herreros Lucas, uno de los creadores!

Leí una parte del juego pero no llegué a terminarlo. Fue años más tarde cuando lo rescaté de la estantería para descubrir el verdadero tesoro que había comprado.


Nos vemos en la próxima entrada y, ¡jugad mucho hasta entonces!

jueves, 14 de diciembre de 2017

día 14

Si tienes alguno, ¿Cuál es tu autor de rol favorito y por qué?

Gwydion:
Greg Stafford con Runequest y Pendragon es el número 1.   Ambos juegos son auténticas obras maestras. 



Monte Cook también me gusta mucho. Le conocí gracias a sus aportaciones a D&D 3 y nada de lo que he leído suyo me ha parecido mal.


Sergio Antón:
La verdad es que no tengo ningún autor preferido, al menos conscientemente. Pero para mojarme de alguna forma, sí es cierto que tengo algunas líneas de juego que sí me gustan y voy siguiendo.

Aventuras en la Marca del Este, a pesar de que no es que sea un juego original de por sí al ser un retroclón, su grupo creativo sí que ofrece una dedicación y demuestra un amor por su juego (y el original) tremendo. Eso permite que aunque no sean siempre los mismos autores de todos los suplementos, queda claro que se coordina para buscar siempre lo mejor para su juego. Es por ello que he ido comprando todos los suplementos que han salido hasta la fecha.



Otra línea que voy siguiendo es Exo, aunque no termine de cuajar bien en mi grupo de juego, me parece una ambientación espectacular, completa, cuidada y en crecimiento continuo. Lástima que no pueda jugarlo como quisiera porque en los monos no termina de cuajar el sistema. Pero no pierdo la esperanza cada vez que hay una oportunidad con garantías lo intento sacar a mesa a base de partidas de un día para ver si les cambio la opinión.



Nos vemos en la próxima entrada y, ¡jugad mucho hasta entonces!

miércoles, 13 de diciembre de 2017

día 13

¿Videojuegos que te resultaron inspiradores?

Gwydion:
Realmente no soy muy jugón por lo que no tengo ningún videojuego que me haya inspirado a dirigir, ni a desarrollar un módulo.

Sergio Antón:
Reconozco que yo no juego a videojuegos. De niño tuve una pequeña fiebre con la consola (NES) y el ordenador, pero se acabó antes de llegar al siglo XXI. Me gustaban más los juegos de carreras, típicos como el Super Mario, o de lucha como el Street Fighter 2.

Posteriormente, en el 2006 me compré la WI, y volvía a los juegos de carreras y recuerdo que me gustó mucho el Medal of Honor, de pegar tiros en la segunda guerra mundial, pero ninguno que me inspirase para jugar a rol.

De hecho, justo lo contrario, me quitaban tiempo para poder preparar partidas o cosas para para jugar, así que no los tengo como ayuda.

También tengo que decir que el resto de los monos son unos amantes de los videojuegos, y me han recomendado e invitado en incontables ocasiones que pruebe algunos de ellos, desde el WOW a algunos más viejos como Caballeros de la antigua república o más con toques de D&D como el Baldur's Gate o el Neverwinter. Pero mi tiempo es escaso, y ya estoy suficientes horas delante de un monitor para continuar en casa, así que prefiero leer o coger papel y lápiz para crear módulos, ayudas, personajes, etc.


Nos vemos en la próxima entrada y, ¡jugad mucho hasta entonces!

martes, 12 de diciembre de 2017

Día 12

¿Te gustan las metatramas?,  ¿Haces uso de ellas?, ¿Qué consideras información útil y qué no lo es?

Gwydion:
Las metatramas aportan algo más que te permite enlazar diferentes aventuras aparentemente inconexas.  Está bien cuando los PJs tienen algo que decir al respecto y puedo afectar al desarrollo de la metatrama en algo más que en el encuentro final. 

La información que deben conocer los jugadores debe ser la justa para poder entenderla y no perderse detalle, la mejor metatrama del mundo no sirve de nada si los jugadores se han perdido la mitad de la información y al llegar al final no saben por donde sopla el viento.

Sergio Antón:
La metatrama me produce sentimientos encontrados. Por un lado, me parece una buena idea de crear una base común y más general de la ambientación e ir dinamizándola de forma compartida con el resto de usuario del juego. Por contra, también es una forma de ir encorsetando, aunque sea poco a poco, la libertad de los jugadores y las partidas. Un ejemplo son las ambientaciones dinámicas que ofrece la editorial Sombra de sus juegos.

No hago uso de ellas porque siempre tengo la sensación de llegar tarde. De no tener clara la información para poder presentarla a los jugadores y poder así manejarla. Quizás sea demasiado controlador y no me sienta cómodo sin tener los detalles cerrados, pero lo que sí es seguro es que el conocimiento de la metatrama debe residir en el director de juego y este es quien debe presentarla a los personajes y jugadores en la justa medida para que la puedan usar en sus partidas. Que los jugadores conozcan la metatrama del juego en cuestión  de forma completa, pero no los personajes es algo que nunca ha salido bien en los grupos en los que he jugado o dirigido (y me incluyo).

Aunque tampoco voy a negar que veo la metatrama de Exo, y me atrae muchísimo el poder montar una campaña e ir utilizándola sin problemas. Incluso ir añadiendo nuestros propios toques en la metatrama oficial (posibilidad que al menos Sombra y seguro más editoriales ofrecen a los usuarios de sus juegos). Creo que sería una sensación agradable de colaboración y de pertenencia a una comunidad de jugadores concretos.


Nos vemos en la próxima entrada y, ¡jugad mucho hasta entonces!

lunes, 11 de diciembre de 2017

Día 11

¿Qué esperas de una aventura?, ¿Cuál es para ti el módulo perfecto?

Gwydion:
De una aventura espero que tenga toda la información necesaria para poder dirigirla, que cada encuentro o situación esté en el lugar que le corresponda con toda la información necesaria para no tener que estar todo el día pasando páginas para adelante y atrás y que, por último sea divertida de jugar.

Mi definición de módulo perfecto ha ido cambiando con el paso de los años y ahora mismo no se me ocurre ninguno como perfecto.  Nosotros ser Goblins es el último módulo que he dirigido, es muy sencillo, no necesitas nada más para jugar y lo mejor es que es muy divertida.  ¿Se puede pedir algo más?

Sergio Antón:
Lo que espero de una aventura es que me ofrezca un planteamiento y trama interesante. Que disponga unas descripciones de las escenas útiles y unos personajes no jugadores bien construidos, tanto sus características como su motivación para que pueda saber por qué debe actuar de una forma u otra. Y por último, si hay monstruos o adversarios más "planos", que al menos estén reflejadas sus características de forma próxima a donde se describe la escena.

Por mi propia filosofía, no creo que exista un módulo perfecto. Si ya hubiera algo perfecto, creo que perjudicaría a la creatividad de nuevas obras. Igual que Gwydion, mi percepción sobre un buen módulo ha ido variando con el tiempo en función de mis necesidades del momento.

Hace unos años hubiera preferido un módulo largo y complejo que me permitiese realizar una campaña duradera con una base original y un desarrollo quizás más normal para llegar a un giro sorprendente y un final épico. Con muchas descripciones y que tuviera en cuenta muchas de las opciones que puedan pensar los jugadores.

Ahora, cuando mis sesiones son mucho más cortas, la frecuencia de juego mucho menor, y la experiencia de los años, prefiero módulos más cortos, con un planteamiento interesante, independiente de su originalidad. Mucho más concretos, con escenas y personajes bien construidas y descripciones que vayan al grano. Estos módulos me permiten jugarlos individualmente o introducirlos en una campaña de base en algún mundo de juego, sobretodo pensando en las ambientaciones de fantasía medieval, y puedo modificar sin demasiado esfuerzo algunos de los desafíos o personajes para que puedan ser recurrentes en otras partidas de la misma campaña y ofrecer así algo de continuidad con una trama río de fondo.

Tengo algunas campañas largas en la estantería, listas para jugar, pero es que ni me planteo llevarlas a mesa por la irregularidad de las sesiones. Para disfrutar una campaña de esas características me gustaría que toda la mesa tenga un compromiso con la partida para que todos podamos desarrollarla como se merece, así que ahí siguen "Las máscaras de Nyarlatothep", "Las crónicas de la Dragonlance" (jugamos la primera parte y nos costó dios y ayuda terminarla), "La llamada de los dioses", las que se incluyen en el juego de "El Reino de la Sombra" y varias más, que me gustaría jugar, pero la situación actual lo impide. Pero no pierdo la fé, si en unos años la cosa no mejora, espero jugar alguna con mis hijos :)


Nos vemos en la próxima entrada y, ¡jugad mucho hasta entonces!